¿Por qué creemos en las malditas Fake News?

¿Por qué creemos en las malditas Fake News?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tech

Ya lo hemos dicho en varias oportunidades, las fakes news es un cáncer que se expande por la web. Día tras día compartimos y, lo que es peor, creemos en estas fake news. Nos preguntamos porque pasa esto, porque creemos en las noticias falsas y no las comprobamos en profundidad. Lee la nota que te vamos a explicar un poco por que se da este fenómeno. Lee tranquilo que esta nota es para combatir ese mal.

Se han hecho muchos estudios por parte de distintos profesionales de diversas áreas tratando el tema de las fakes news y su injerencia en las personas, vamos a enumerar algunos resultados de los mismos que luego desarrollaremos un poco más:

  • Las redes sociales ayudan a la rápida propagación de los hechos,
  • El sentido de pertenencia a un grupo,
  • La dificultad de cambiar los procesos mnemónicos,
  • El autoengaño y la mente ociosa,
  • La búsqueda de la confirmación de las propias creencias.

No es ninguna novedad que vivimos una época donde abunda la información, día tras día, por no decir minuto tras minuto, cientos de noticias pasan por los diferentes muros de nuestras redes sociales. Es verdad que es imposible leerlas todas, por eso aquellas con títulos “gancheros” o “clickbait” son a las que generalmente entramos, si esto no fuera así, no existirían tantas páginas con titulares como “Se conoció la cura del –coloque aquí su enfermedad favorita- pero no quieren que la sepas” o “10 veces que Tinelli golpeo y maltrato a alguien en vivo” (esta puede ser verdad, pero pensemos que es falsa).

Lamentablemente, hay titulares y páginas que simulan ser sitios periodísticos reales, pero que no tienen nada de eso, simplemente buscan instalar mentiras sobre, por ejemplo, un partido político o una ley, entre otras cosas. Las redes sociales son una ventana impresionante e inmensa para el acceso a la información, pero lamentablemente hay que tener cuidado sobre qué es lo que compartimos y leemos.

También debemos tener en cuenta que cada publicación que vemos es gracias a un algoritmo que de acuerdo a nuestro comportamiento en internet nos muestra las cosas que nos gustan, por eso cada uno de nosotros tiene su propia burbuja de información personalizada con nuestros gustos.

En 2015, don investigadores estadounidenses, Alin Coman y William Hirst, descubrieron que cuando escuchamos a un miembro de nuestro grupo social, experimentamos más olvidos inducidos que cuando escuchamos a un extraño. Por eso, es más probable que la convergencia de memoria se produzca dentro de un mismo grupo, esto último es relevante cuando tenemos en cuenta que la gran mayoría de los adultos se informa a través de las redes sociales, lugar donde se refuerza la pertenencia un grupo. Por eso un hecho difundido en una comunidad solida es más fácil y más posible de ser aceptado como verdad por sus miembros.

Los proceso mnemónico (el proceso de facilidad de memorar o recordar alguna imagen o suceso de tiempo pasado) que llevan a cabo nuestra mente durante una exposición inicial a una información que es falsa, es muchísimo más difícil de corregir luego, pero siempre preferimos una explicación que sea falsas a no recibir ninguna.

Algo que es verdad y se relaciona con lo que explicamos más arriba de la “sobre-información” que nos ataca día a día, es que muchas veces elegimos economizar energía y creer en esos titulares falsos, que ingresar y chequear la información. El pensamiento inconsciente y automático de nuestra mente es rápido, fácil e intuitivo, esto por un lado nos hace “ahorrar” recursos mentales, pero también nos lleva a sacar conclusiones precipitadas y no cuestionar lo que leemos.

Como dijimos, cada uno de nuestros muros esta atravesado por un algoritmo que se nutre en todo momento de nuestra actividad en la web. Cada paso que hacemos el algoritmo lo registra, esto hace que veamos las cosas que nos gustan y no lo contrario, lo que se relaciona con el último punto que planteamos más arriba: somos de buscar noticias que confirmen nuestras creencias e ignoramos aquellas que no.

Por eso al entrar en los links que tienen titulares y hablan sobre aquello que está cerca a nuestro pensamiento, también generamos que más notas parecidas se nos muestren y más fakes news se acerquen a nosotros, porque saben que, sea verdad o mentira, nosotros vamos a ingresar a ese link.

Las fakes news son uno de los grandes males de la actualidad, no es ninguna primicia decir que la gente cree mucho de lo que lee en internet, y una vez que lo acepta es muy difícil hacer que cambie de opinión ¿Alguien se acuerda de alguna nota que haya sido mentira, que se haya comprobado que era falsa y la verdad saliera a la luz? Esa mentira se instaló y posiblemente la verdad no se expandió con la misma velocidad que la falsa. Por eso siempre recomendamos mirar la fuente y chequear en otro lado si lo que leímos es verdad o simplemente una mentira.

Nico Eliceche

Soy Nico Eliceche, periodista y desde hace un tiempo estoy trabajando y escribiendo sobre BDSM y Prácticas Sexuales. Para poder hacerlo estudie, práctique y entrevisté a la gente que más sabe del tema. También escribo sobre Cultura y Tecnología, areas donde comencé mi camino en el periodismo. Aunque todavía hago bastantes cosas de esas temáticas, quiero enfocarme más en la Sexualiad, ya que creo que todxs deberíamos romper con los tabús a la de hablar de sexo.

Deja un comentario